Sábado 11 de Julio de 2020

Hoy es Sábado 11 de Julio de 2020 y son las 08:54 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 4.1º
  • Parcialmente soleado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

13 de diciembre de 2019

Abuela fue molida a golpes por los inquilinos de su local, quienes se niegan a pagarle

María Cristina asegura que un grupo de personas, a las que les arrendó su comercio, se rehúsan a darle el dinero que le corresponde y por eso la amedrentaron golpeándola. 

Por Matías Resano 
mresano@cronica.com.ar 

Una abuela fue molida a golpes por un grupo de inquilinos, quienes le niegan el pago del alquiler de su local, del cual los agresores desean apropiarse, según reconoció la víctima. Por lo tanto, ante el incumplimiento, la mujer les exigió que se retiren de su propiedad, lo cual motivó que fuera presa de un brutal ataque, privándola de su libertad y posteriormente siendo destinataria de una sucesión de golpes. En consecuencia, ella radicó la denuncia pero los violentos continúan en libertad y amenazándola de muerte.

Cuando María Cristina arrendó su local a un grupo de personas que pusieron en marcha allí una remisería, jamás pensó el infierno que la esperaba cuatro meses después. "Comencé a detectar y a enterarme de sus comportamientos y manifestaciones violentas hacia vecinos y otros comerciantes de la zona. Entonces les pedí que se vayan, y ahí empezó todo". El relato pertenece a la mujer, de 68 años, quien a partir de aquella solicitud jamás volvió a cobrar el alquiler.

No obstante, ello no sería nada en comparación con lo que vendría después, a medida que los ruegos de la propietaria se reiteraban, sin lograr su cometido, ni siquiera una muestra de arrepentimiento por parte de sus inquilinos. "En principio eran amenazas, que fueron subiendo de tono, hasta que llegaron a decirme que no los joda más o me mataban", detalló la damnificada.

Sin embargo, el sábado 30 de noviembre pasado, las advertencias se cristalizaron en un demencial episodio cuando algunos de quienes le alquilan el local irrumpieron en su vivienda y destruyeron parte de sus pertenencias, e incluso los medidores de luz y gas, y las cámaras de seguridad. Por lo tanto, María Cristina radicó la denuncia en la comisaría 7a de

Bernal

.

Pero al no obtener ningún tipo de respuestas, la abuela acudió nuevamente al local con el afán de convencer a los incumplidores inquilinos para que dejen el inmueble. Su presencia fue motivo suficiente para poner en peligro su vida puesto que "me metieron hacia el interior del negocio, me empujaron y me tiraron al piso. Allí me agarron de los brazos entre tres y me pegaba la mujer. Los otros le decían a ella: Matala a la vieja de mierda. Finalmente, la propietaria logró escapar, rompiendo el vidrio de la puerta.

Una vez más asentó otra acusación en la mencionada seccional policial, que a su vez dio intervención a la fiscalía de turno, de la dependencia judicial de Quilmes. Por el momento no obtuvo solución alguna María Cristina a su drama, y a pesar de que una consigna policial ha sido designada en las inmediaciones de su domicilio, su local es lindero a aquel. Es por ello que el acecho de sus agresores es constante, razón por la cual la víctima confesó: "Me siento defraudada, por todos. A mi edad tengo que estar pasando por estas cosas, por una mujer que es violenta, que se quiere quedar con el local, que es lo único que tengo para subsistir. No puedo vivir amenazada de muerte".

COMPARTIR:

Comentarios