“De ninguna manera estamos haciendo ese ajuste del que hablan”, aseguró la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, ayer a última hora, cuando admitió que “hubo bajas de pensiones y pudo haber errores”, pero reiteró que los criterios aplicados “son los mismos desde hace años para una pensión por invalidez laborativa”, y recordó que para acceder “tiene que haber un alto grado de vulnerabilidad”.

En el ministerio “se hacen cruces administrativos con Anses para conocer distintas situaciones por las que se dan de baja pensiones. Somos humanos y siempre se pueden cometer errores”, aclaró, adjudicando la disminución de pensiones a un hecho involuntario.

A su vez, reiteró que existen criterios que se aplican para la baja del orden socioeconómico: “Para estas pensiones tiene que haber un alto grado de vulnerabilidad. También, hay otras pensiones como la AUH a la que pueden acceder las familias con hijos discapacitados”.

La ministra indicó que en aquellos casos donde se ha dado una baja que no tenía que ocurrir, los damnifi cados pueden comunicarse al siguiente número de teléfono: 0800 - 222 - 3294. Por último, criticó a “quienes quieren hacer una utilización política del tema” y subrayó que “el kirchnerismo dio de baja 160.000 pensiones de asistencia en 2015. Nosotros creemos que no hay que usar la ayuda social de forma clientelar, sino que debe ir a quienes lo necesitan”.