Quilmes lo hizo. Con un Eric Flor descomunal, derrotó a Ferro 113-107 y clasificó a la final de la Conferencia Sur, donde lo espera San Lorenzo.
El arranque fue a puro triple: Aguiar abrió la cuenta y Flor respondió. Pero, enseguida, Ferro tomó el control del juego de la mano de los picantes Maldonado (8 puntos) y Aguiar (7), más la potencia en la pintura de Clemente, goleador del parcial, con 9.

Del lado del Cervecero, Flor se mostró activo y certero (8 puntos) y Vildoza apareció para aportar 5. Pero fue el local el que manejó el ritmo del juego y aprovechó el flojo trabajo defensivo del Tricolor, para llevarse el cuarto 30-17.

Pero la cosa cambió en el segundo cuarto, porque Quilmes fue más intenso atrás y le cerró los caminos a un Verdolaga que, apenas, anotó 10 puntos en el segmento. La visita, en cambio, movió mejor la pelota y contó con un buen aporte de Ruiz (8), para irse al descanso largo por tan sólo seis puntos abajo (40-36).

El tercer cuarto fue frenético, porque Quilmes se puso a 1 con un triple de Ruiz y pasó al frente con un doble del santiagueño. Pero Alessio fue el hombre que sostuvo a Ferro y, apareciendo en los momentos en los que la visita parecía tomar el control, mantuvo a los de Caballito adelante para llegar a los 10 finales 63-62.

Allí, Quilmes pasó al frente con 7 puntos seguidos de Flor 75-78, pero Ferro volvió a acercarse (78-79). En un final infartante y con 8 décimas (81-81), Basualdo falló los dos libres y fueron a suplementario donde Flor, con otro triple, llevó a una nueva prórroga. Allí, el escolta dio un show y posibilitó una memorable clasificación del Cervecero.